¿Por qué deberíamos contratarte?

Es una pregunta de cierre muy usada en las entrevistas, y una excelente oportunidad para que los candidatos refuercen y recuerden al reclutador aquello que los diferencia de otros postulantes, es decir: ¿Cuál es el valor agregado que la persona puede ofrecer a la empresa?. Sin embargo, en la práctica no se aprovecha esta pregunta “regalo” y cierran la entrevista dejando la impresión del postulante como si fuera un “plato frio y sin sabor a nada”. Si te llegan a realizar esta pregunta, es probable que estés siendo considerado seriamente para la terna final, y tu respuesta puede ser decisiva. Por lo tanto, saca de tu vocabulario las siguientes respuestas: me deberían contratar por ser honesto, responsable, leal, puntual, muy trabajador, perseverante  y ser buena persona. Todo lo anterior es lo mínimo que esperamos de un candidato, eso no te otorga un valor agregado, quizás lo puedes mencionar en otro momento de la entrevista cuando te pregunten: ¿Qué me dirían tus amigos de ti?, pero no en la pregunta: ¿Por qué deberiamos contratarte?. La respuesta tiene que tener un enfoque estratégico, sincero, potente y resumido. Recuerda que los reclutadores recordamos 2 o máximo 3 cosas del candidato, esta respuesta sirve para lograr eso: Generar recordación e Impactar.

 

  1. Respuesta basada en las ventajas competitivas de conocimiento, enfocada en los títulos y certificaciones que posees. Descarta esta respuesta, está claro que hay especializaciones técnicas que son importantes para asumir determinados cargos. Pero, esa ventaja competitiva ya las tuviste que haber mencionado en otro momento de la entrevista, quizás al inicio cuando te preguntaron: ¿Cuéntame de ti?, pregunta sencilla, pero que también responden de forma equivocada la mayoría de los candidatos. Además, en estos tiempos se menciona que la “Titulitis” está extinguiéndose. El mundo del conocimiento cambia constantemente que estar actualizado involucra estar estudiando todo el tiempo, no hay persona que tenga el tiempo, el dinero y las ganas de hacer esto toda su vida.

En una entrevista realizada por The New York Times al presidente de RR.HH. de google, Lazlo Bock dijo lo siguiente: “Una de las  cosas que hemos aprendido tras analizar todos los datos de nuestro proceso de selección es que el expediente académico y la puntuación de los candidatos en los test son inútiles como criterio de contratación”. Causa risa cuando vemos que las escuelas de negocios ponen en sus logos: “Formamos los líderes del futuro o para el mañana”. Nadie sabe cómo será el futuro para poder formarlos, así como los niños de 5 años trabajarán en cargos que no existen todavía, las escuelas de negocios no pueden garantizar formar líderes del futuro. Lo que si sabemos son las competencias que se van a necesitar para afrontar desafíos más complejos en el futuro.

  1. Pensamiento de Diseño, Pensamiento crítico, Actitud de Servicio, Gestión de conocimiento, Sensibilidad Cultural, Bigdata y Creatividad son algunas de las competencias que son atractivas y que diferencian a un candidato. Lastimosamente, las escuelas de negocios de nuestro medio, todavía no están enfocadas en desarrollar esas competencias. Las mismas escuelas de negocio TOP del mundo tuvieron que cambiar su malla curricular, después del escándalo financiero en el año 2008 que estuvo liderada por varios de sus “ilustres egresados”.  Los reclutadores preferimos validar la experiencia profesional, y que tanto el candidato aprendió de procesos difíciles (Resiliencia), logró resultados (Orientación al Logro), desarrolló equipos (Líder formador), innovó (Competencias ligadas  a la creatividad) y genera estrategias. Por lo tanto,  tu respuesta a la pregunta debería estar enfocada en resumir tus logros y aquellas competencias que te diferencian, y que han estado siempre presentes en tu desarrollo profesional. Te recomiendo, que antes de  seguir mandando CVs de forma ansiosa como mono con metralleta, descubras ¿Cuál es tu valor agregado?, pues cuándo sepas eso, tendrás un hilo conductor que guiará tu desempeño durante la entrevista de forma estructurada y creíble. Elabora un listado de tus logros y pregúntate: ¿Qué competencias estuvieron siempre presentes?, te darás cuenta que solo son dos, hasta máximo 3 que están siempre acompañándote. Eso es tu VALOR AGREGADO.

En tal sentido,  el Autoconocimiento, la Sinceridad Contigo Mismo en querer saber en qué eres realmente bueno, la Motivación y la Energía tienen que estar presentes para que las respuestas durante la entrevista sean auténticas, y hablen por nosotros : “Aquí estoy, este es mi valor agregado, así soy yo”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: