Sé brutalmente sincero contigo mismo

Si el niño que fuiste, se topará con la persona que eres ahora. ¿Qué pensaría de ti?.

Nuestra sueños están en el presente, cuando sales a vivirlo y darle movimiento, no hay edad para empezar. Sin embargo, mientras más rápido seas sincero contigo y empieces a construirlo los resultados se irán dando. Nuestros seleccionados, antes de ser mundialistas, tuvieron que educar sus miedos, vimos sus lágrimas hace 4 años al ser eliminados, abrazaron la confianza este año y no perdieron ningún partido. Recordemos que varios de nuestros mundialistas, antes de llevar nuestro himno a Rusia, tuvieron que limpiar carros, vender zapatos en las calles, jugar con zapatillas de segunda, compartir un plato de comida, o asumir de temprana edad que la figura paterna no está más en sus vidas. Es probable que si el niño interno de estos jugadores se encuentra con la persona adulta que son ahora, le diría: ¡Gracias, muchas gracias por haber sido BRUTALMENTE SINCERO CONTIGO MISMO!

Una de las mejores noticias que puedo recibir de los clientes que asesoro es que decidieron explorar en su futuro. Atreviéndose de forma sincera a identificar sus fortalezas, recordar los momentos del pasado donde fluyeron, superar complejos y taras limitantes para aceptarse una vez más; empezando a construir sus metas con equilibrio entre la ambición y humildad; abrazando las oportunidades que siempre aparecen cuando eres sincero contigo mismo, y con lo que realmente quieres para tu vida. En consecuencia, personas que decidieron diseñar su Plan de Vida muy por encima de su pasado y realidad actual con los compromisos y “sacrificios” involucrados.

En este momento, mientras lees este post hay personas soñando, haciendo y persiguiendo sus sueños, que se olvidaron de los placeres inmediatos y esa mentalidad cortoplacista, pues están buscando un objetivo mayor. Personas que saben que tienen que poner un ladrillo por día, que cometen errores, y no se dan látigos, solo agradecen porque saben que están creciendo como personas. Recordemos: “No cometer errores no haciendo nada, nos convierte en cobardes, no en santos, pues hasta ellos fueron vehementes con su fe y con sus sueños”.

Si el niño que fuiste, se topará con la persona que eres ahora. ¿Qué pensaría de ti?. Necesitamos ser sinceros con nosotros mismos, con las personas y con nuestros sueños. Proyecta en tus objetivos lo que verdaderamente quieres con tu vida, y que estás dispuesto a conseguirlo, que salga de adentro y empieza a dejar de fingir SER lo que no eres, deja de resolver problemas en los demás y empieza a resolver los tuyos, empieza a buscar personas con quién SER y no con quién estar. Nos hemos acostumbrado a sufrir para conseguir las cosas, a desenamorarnos rápido cuando se pone el partido difícil, a patear el tablero buscando culpables para no hacernos cargo, tendemos a idealizar nuestros sueños y lo convertimos en ilusión. Piensa menos, hazte responsable y empieza a hacer más, nadie lo hará por ti.

Recuerda e identifica los momentos en el cual las horas pasan, donde tu talento y energía fluyen sin darte cuenta porque sabes que la vehemencia y la locura justificada por buscar la perfección se convierten en tu combustible. Es cierto, varios cafés ayudaran a las largas faenas, pero cuando inicias algo siendo sincero contigo, algo tiene que suceder.

Si el niño que fuiste, se topará con la persona que eres ahora. ¿Qué pensaría de ti?, ¿Qué logros le contarías?. ¿Te daría las gracias por haber sido sincero con tus sueños?.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: