PERÚ, ¡basta de historias!

Si revisamos los textos escolares, observas que se dedica gran cantidad de horas a estudiar nuestra historia, los héroes, nuestra cultura y poco tiempo para hablar sobre innovación, tecnología, emprendurismo, creatividad y los nuevos héroes que tenemos en el país relacionados al deporte, gastronomía, artes y ciencias. Se pierde una excelente oportunidad para analizar  y admirar el por qué  siguen brillando estos personajes en sus especialidades despertando la curiosidad de los niños y jóvenes por una carrera no tradicional y más orientada a las ciencias, ingeniería, artes  y emprendurismo. De igual manera  en las universidades, la cantidad de estudiantes de letras (historia, psicología, filosofía, derecho, administración y contabilidad y ciencias sociales son casi 6 veces mayor que los estudiantes de ingeniería y ciencias). Como menciona Andrés Openheimer en su libro: ¡basta de historias, pareciera que los latinos, incluido los Peruanos tenemos una obsesión a rendir culto al pasado y a la ideología.

En escuelas de los países que decidieron cambiar el rumbo de su modelo educativo hace 3 décadas, como China, Singapur y Corea del Sur, dedican pocas horas de estudio a  su historia siendo está focalizada en hechos puntuales, volcando todos sus esfuerzos a estudiar biografías de Steve Job, conocer el modelo de negocio de google,  Amazon y Wall Street, y entender de forma simple los adelantos tecnológicos como el funcionamiento del tren bala, nuevos tipos de energía, etc. Todo unido a un programa intensivo de abrir puerta de las escuelas a emprendedores que quieran compartir su experiencia mediante clases de una hora por semana, un niño sale del colegio escuchando un mínimo de 120 emprendedores con modelos de negocios exitosos y distintos. Con esto no quiero decir que los cursos de historia y letras deben ser desechados, al contrario, creo que es importante conocer nuestra historia para entender nuestro presente, pero debe haber un equilibro y focalizarnos hacia donde están mirando los modelos educativos actuales sin rendir un culto obsesionado hacia nuestra historia imperial, que es espectacular  y sobretodo dejar de seguir repitiendo el cuento en los cursos de biología y geografía que somos ricos en materias primas, pues países como Singapur y Corea del sur, que tienen el 10% de nuestros recursos naturales – inclusive importan su agua – despegaron ubicándose entre las 12 economías más grandes del planeta. ¿Cómo lo hicieron?. Entendieron su historia, fueron humildes desde su presente y apostaron por la educación.

Algunas cifras.

  • Solo el 37% de los jóvenes en Perú sigue estudios después del colegio; sin embargo, Perú es el segundo país de la región con más universidades (140), detrás de Brasil que tiene cerca de 200 millones de habitantes contra los 31 millones de Perú.
  • Perú destina el 0.17% de su PBI a la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías, Colombia 0.19%, Chile el país que más invierte destina el 0.39% y Corea del Sur lidera el ranking mundial con 4.39%.
  • Perú registra 10 patentes por año, Colombia 12, Chile 13 y Corea del Sur 7,500. ¡Si!, 7,500 patentes al año. América Latina representa el 2% de la inversión mundial en investigación.

DEJEMOS DE INFLAR EL PECHO Y BUSQUEMOS MÁS

La obsesión de los asiáticos esta puesta en el futuro, cómo volverse más competitivo, cómo desarrollar nuevas tecnologías y como dar un valor agregado mediante servicios diferenciados –  diversificaron sus negocios buscando el valor agregado – En PERÚ seguimos cruzando los dedos para que la minería  y el sector construcción despeguen para retomar el crecimiento. Celebramos cuando nos condecoran con el mejor café del mundo, pero no sabemos que por cada dólar de café que se consume en Starbucks solo el 3% va para el productor de café de nuestra selva central. Inflamos el pecho cuando dicen que nuestro algodón es el mejor del mundo, pero ignoramos que  de las camisas Ralph Lauren que se venden a 70 dólares, solo el 15% va para la fábrica textilera ubicada en Chincha. ¿Dónde va el resto?. Para las empresas que se encargan del marketing, distribución y venta. Actividades que el PERÚ ignora por seguir sintiendo un orgullo enfermizo que tenemos las mejores materias primas cuando el valor agregado esta en los servicios y productos que puede generar con esa materia prima. La ciencia, ingeniería y uso de tecnología son determinantes para buscar ese valor agregado que nos llevará a despegar con nuestros productos que consideramos bandera.

China actualmente está inmersa en un proyecto ambicioso hacia el año 2020: “dejar de ser vistos como productores de artículos de baja calidad para ser considerados como exportador de productos de diferenciados”, con mucha humildad vieron su realidad y están aprendiendo de las tecnologías de EE.UU., Japón, Israel e india.

CREATIVIDAD VERSUS “RECURSERO”

Las 7,500 patentes que registra Corea del Sur es una cachetada a nuestras 10 patentes que registramos por año y a todo el número de América Latina. Una aterrizada para todos los Peruanos que nos dijeron desde niños que el “Peruano es creativo”. No confundir ser “recursero” con creativo. Ser creativo implica desarrollar un nuevo producto o servicio (que no existe) usando tecnologías y que creen un lucro diferenciado.

¿Por qué entonces no somos tan creativos como esperamos?. Primero tenemos que desterrar algunos mitos que nos imponen desde niños y son reforzados en la educación:

  • Que la creatividad proviene de la inspiración o la clásica : ¿Qué te fumaste para imaginar eso? No, señores. La creatividad proviene de mucha traspiración y un poco porcentaje de inspiración. Es cierto, tiene que existir un ambiente que fomente la confianza y generación de ideas. Donde no se castigue el error. ¿Queremos ser creativos?. Tienes que ser un 24 / 7 con tu proyecto o meta.
  • La creatividad proviene de personas inteligentes. Las persona inteligentes quedan atrapadas muchas veces en sus propios argumentos, se necesita una fuerte dosis de desprendimiento de lo conocido, de humildad y mucha curiosidad para dar paso a la creatividad.
  • La creatividad viene de personas desorganizadas y antisistema, hasta cierto punto es cierto pues son personas que desafían lo convencional, pero el proceso creativo tiene objetivo, orden y método.

La creatividad no depende de la formación, depende de la meta que estás buscando y que tan comprometido te encuentras con ella mediante un orden, disciplina y metodología, y de paso mucho estómago para los fracasos y estar dispuesto a caminar por la ambigüedad, disfrutando y haciendo lo que más te gusta.

¿CÓMO APORTAR CON EL PERÚ DESDE MI CAMPO DE ACCIÓN Y MIRANDO HACIA EL FUTURO?

En los talleres que dicto, siempre hago un espacio para un sinceramiento antes de pensar en metas y nuestro desarrollo de carrera con las siguientes preguntas, te invito a hacerlas y sincerarte.

  • Escribe todas las cosas que puedes hacer para construir tu futuro, después…
  • Selecciona las cosas que quieres hacer en tu futuro.
  • Selecciona las cosas que realmente quieres hacer en tu futuro.
  • Selecciona las cosas que realmente, pero realmente quieres hacer en tu futuro y que quieres empezar ya.

AL final es probable que te quedes con 2, 3 o con una. Pero son metas “Que quieres hacer” y no metas “Que tienes que hacer” , ¡Hay una gran diferencia!.  Establecidas las metas viene toda una metodología donde se explora los talentos, innovación y compromiso, pero el primer paso es muy importante. El sinceramiento de lo que realmente quiero hacer.

Nuestra historia es importante, pero esta en el pasado y ayudó de forma positiva o negativa para nuestro presente como país, pero esta en el pasado. Quizas, nuestro rol es  ver nuestra realidad desde una posición más humilde y focalizada en el presente.

  • Dejar de pensar solamente en nuestros recursos naturales como el único mecanismo para ser potencia. Pensemos en productos o servicios, existe un mercado de más 7,500 millones de habitantes esperando en el planeta. ¿Por qué no?.
  • Dejar de castigar y burlarse del fracaso de los demás, sus moretones serán su bandera de triunfo más adelante.
  • Sincerarnos con la carrera que deseamos estudiar para encontrar una vocación, y no un trabajo, que desde el lunes estamos esperando que sea viernes o vacaciones.
  • Leer más y elevar la terrible cifra que tenemos: un Peruano lee en promedio menos de un libro al año. Ósea, empieza un libro y no lo termina.
  • Eliminar la frase cojuda de “Pobre, pero honrado”. Se puede ser exitoso y honrado. Aquel que consiguió sus metas, estuvo en algún momento en el mismo lugar que estás tú. Es cuestión de sacrificar por algunos años la vida que quieres vivir, para vivirla después. Realmente, pocas personas se atreven.
  • Dejar de recordar que el PERÚ es un mendigo sentado en un banco de oro, mejor escribir que el “PERÚ es un mendigo sentado un banco de talentos que están buscando demostrar su talento y lo mucho que pueden aportar por el país”.
  • Ser más tolerantes, abiertos al diálogo con mucha humildad y hambre de triunfo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: